En los últimos tiempos, cada vez son más las personas que apuestan por una movilidad más sostenible y se interesan por adquirir un coche con energías alternativas como son los coches híbridos. Si esta es tu elección, es bueno que conozcas las diferencias que existen entre el coche híbrido (HEV) y el híbrido enchufable (PHEV)

Lo cierto es que los dos combinan un motor de combustión con otro eléctrico, pero hay aspectos que marcan las diferencias entre uno y otro:

  1. Carga del motor eléctrico: los motores de los vehículos híbridos HEV son autorrecargables, lo que significa que recuperan la energía para recargar sus baterías durante el frenado y la desaceleración. Por su parte, los híbridos enchufables necesitan conectarse a una red eléctrica para cargar su batería lo que les proporciona más autonomía.

  2. Batería y autonomía: los coches híbridos HEV cuentan con baterías más pequeñas que las que tienen los coches enchufables. Estos híbridos, al tener baterías con una mayor capacidad, pueden recorrer una mayor distancia en modo cien por cien eléctrico, llegando a alcanzar los 50 kilómetros.

  3. Recarga: los coches híbridos HEV, al recargarse mientras conducimos, no necesitan cargar de nuevo sus baterías en un punto de carga. La potencia de carga de estos coches proviene del sistema de frenado regenerativo y del motor de combustión interna, que lo que hace es recargar las baterías mientras el coche está en funcionamiento. Por su parte, los coches híbridos enchufables tienen la posibilidad de cargar sus baterías mediante una fuente de electricidad externa, que les permite que se haga de manera completa. Eso se traduce en dos grandes ventajas como son: una mayor autonomía y un menor consumo de combustible.

  4. Pegatinas de la DGT: La Dirección General de Tráfico (DGT) concede una serie de distintitos ambientales a los coches en función de sus emisiones de CO2. En este sentido, los coches enchufables, que tengan una autonomía eléctrica de 40 km o más, reciben la etiqueta “Cero emisiones” y los coches híbridos HEV cuentan con la etiqueta ECO.

 

Funcionamiento de un coche híbrido

Un coche híbrido funciona combinando un motor eléctrico con otro de combustión, que generalmente es de gasolina, y cuenta con un sistema de recuperación de energía que funciona a través del frenado regenerativo

La energía eléctrica es la que normalmente mueve el vehículo, pero lo cierto es que el sistema híbrido es autónomo, ya que activa el motor eléctrico, el de combustión o los dos a la vez, en función de la velocidad o de las necesidades del coche. Por ejemplo, si se trata de un trayecto corto con velocidades bajas, el coche híbrido va a aprovechar más la energía eléctrica; pero si se trata de un viaje en el que vas a necesitar más potencia, entonces, utilizará el motor de combustión.

El motor de gasolina o diésel de un coche híbrido funciona de la misma forma que lo hace en un coche convencional, aunque en ocasiones lo que sucede es que no mueve el vehículo directamente, sino que lo que hace es generar energía para alimentar las baterías que utiliza el motor eléctrico para dar tracción a las ruedas.

El motor de combustión lo que hace es accionar un generador que va a recargar la batería de tracción que, a su vez, también se recarga mediante el frenado regenerativo, es decir, aprovecha la energía que se genera cuando reduces la velocidad o frenas. No hay que enchufarlos para cargarlos. Por eso, a estos coches se les conoce como híbridos autorrecargables.

Funcionamiento de un coche híbrido enchufable

Un coche híbrido cuenta con un sistema de propulsión que está compuesto por un motor de gasolina, un propulsor eléctrico y una batería de gran capacidad que se recarga con la conducción o con una fuente externa de electricidad.

El híbrido enchufable puede funcionar únicamente con el motor eléctrico o con el motor de combustión o puede utilizar los dos a la vez. Si utiliza solo el eléctrico, entonces, lo va a hacer como un coche cero emisiones, ya que no consume nada de combustible, siempre que la batería tenga la suficiente carga para alimentar a dicho motor.

La batería de los híbridos enchufables es un acumulador de energía muy pesado que suele situarse en la parte inferior del vehículo y se conecta a la red eléctrica a través de un cable y un enchufe a un punto de carga, sea público o privado.

Este tipo de vehículos tiene la ventaja de poder recuperar su autonomía en casa con una toma de corriente tipo Wallbox que proporciona altos niveles de potencia de carga. Y es que, el hecho de contar con un punto de carga en un garaje individual o comunitario es muy recomendable si queremos sacar el máximo partido a nuestro coche híbrido enchufable.

Ventajas de los coches híbridos

Son muchas las ventajas que ofrecen los coches híbridos y, a medida que avanza la tecnología, cada vez son muchas más:

  • Respeto al medioambiente: un coche híbrido es mucho más limpio y respetuoso con el medioambiente que los coches convencionales, ya que al combinar el motor eléctrico con otro de combustión interna reducen las emisiones entre un 25% y un 50%.

  • Menos consumo: el motor híbrido es más eficiente que el motor de combustión convencional, lo que significa un mayor ahorro en combustible fósil. La reducción del gasto se nota especialmente cuando circulamos por la ciudad porque es cuando el coche va a tirar exclusivamente del motor eléctrico.

  • Batería autorrecargable: la batería de un coche híbrido se recarga en la conducción (al frenar, al levantar el pie del acelerador, en las retenciones…) y, por tanto, no necesitas enchufarlos a la red eléctrica.  

  • No hay contaminación sonora: los coches híbridos no hacen ruido mientras circulan, ya que la mayor parte del tiempo el motor que está funcionando es el eléctrico.

  • Perfecto para ciudad: si eres de aquellos que, sobre todo, usan el coche para ir a trabajar, los coches híbridos son ideales para obtener el máximo rendimiento cuando conducimos por la ciudad, ya que generan electricidad con las frenadas, permitiendo que el motor eléctrico sea protagonista en los trayectos donde la velocidad tiene que ser baja.

  • Ventajas fiscales: los coches híbridos no entran dentro del Plan de Ayudas Moves III para su compra, pero sí se pueden acoger a algunos descuentos que ofrecen las comunidades autónomas a aquellos vehículos con etiqueta ECO. Además, se pueden beneficiar de ventajas fiscales como la exención o rebaja en el Impuesto de Matriculación o la reducción de hasta el 75% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), conocido como Impuesto de Circulación.

  • Ventajas en el acceso a grandes ciudades: con un coche híbrido no tendrás problemas de entrar en aquellas ciudades que tienen restringido el acceso a los vehículos que son poco respetuosos con el medioambiente. Además, tendrás otras ventajas dentro de las urbes como circular por el carril VAO, aunque vayas sin acompañantes, o disfrutar de descuentos a la hora de aparcar en zonas SER y en algunos peajes. 

 

Ventajas de los coches híbridos enchufables

La principal ventaja de los coches híbridos enchufables es que en ellos puedes encontrar la eficiencia de un coche eléctrico y la autonomía de un modelo de combustión. Pero hay otras ventajas que debemos tener en cuenta a la hora de decantarnos por un híbrido enchufable:

  • Bajas emisiones contaminantes: estos coches ofrecen una autonomía completamente eléctrica que te permite cubrir los desplazamientos diarios que oscilan entre los 40 y los 60 kilómetros. De esta manera, el nivel de emisiones contaminantes generado es casi nulo.

  • Consumo y recarga económicos: el consumo de un coche híbrido enchufable es similar al de los coches eléctricos, ya que utilizan la energía eléctrica en los trayectos diarios. Además, podemos recargar la batería en cualquier punto de carga público o privado y, ambas opciones, son más baratas que el hecho de repostar combustible. Por eso, es recomendable tener nuestro punto de recarga propio en casa y aprovechar las tarifas reducidas de luz que ofrecen las comercializadoras por la noche para cargar nuestro coche híbrido enchufable como la Súper tarifa Nocturna de TotalEnergies .

  • Lo mejor los dos sistemas: un coche híbrido enchufable te permite disfrutar de las ventajas de un coche eléctrico entre semana para los desplazamientos cortos del día a día y de las ventajas de contar con un motor de combustión para las salidas de fin de semana y viajes vacacionales, ya que no hay problema de repostar en una gasolinera si no encontramos un punto de carga disponible. 

  • Ayudas y beneficios fiscales: hoy en día, cada vez son más las ayudas que se dan por la compra de un coche híbrido enchufable (Plan Moves), los cuales también están exentos del pago del Impuesto de Matriculación. Además, los ayuntamientos también ofrecen bonificaciones, de hasta el 75%, para el Impuesto de Tracción Mecánica.

 

¿Qué es mejor un híbrido o un híbrido enchufable?

Una vez que ya conocemos las ventajas del coche híbrido y del híbrido enchufable, nos puede surgir la duda de ¿cuál de los dos es la mejor opción para mí?

Los coches híbridos HEV son la mejor opción si principalmente te mueves por ciudad, ya que la conducción urbana es ideal para que las baterías se autocarguen durante el frenado y la desaceleración. Incluso, podrás hacer muchos kilómetros ahorrando combustible y reduciendo las emisiones de CO2. Estos vehículos cuentan con la etiqueta Eco de la DGT, lo cual es primordial para aquellas personas que necesitan moverse por la ciudad.

Si, además de los trayectos por la ciudad, una parte importante de nuestros recorridos diarios se hacen también por carretera, en torno a los 15-20 kilómetros, la elección del coche híbrido es una buena elección. Incluso, son perfectos para hacer largos viajes ya que su consumo no se dispara.

Además, es una tecnología que resulta asequible, ya que el coste de compra es bastante parecido a los modelos de gasolina o diésel con las mismas características. 

Por su parte, un coche híbrido enchufable puede ser una opción muy recomendable si la mayor parte de nuestros desplazamientos los hacemos por ciudad y no superan los 40 kilómetros. Además, si tienes la etiqueta Cero Emisiones de la DGT, podrás aparcar gratis en zonas de aparcamiento que son de pago o circular por carriles de tipo VAO. 

No son tan recomendables, si somos unos amantes de la carretera o si las circunstancias nos obligan a realizar trayectos largos porque cuando la batería se agota, el coche comienza a funcionar con el motor de combustión y, al tener baterías tan grandes y pesadas, esto hace que el consumo sea superior al de un coche híbrido HEV, incluso, al de un diésel o algún equivalente de gasolina. 

Por último, un híbrido enchufable resulta interesante siempre que sea posible cargarlo con facilidad y que nos permita su uso, la mayor parte, en modo eléctrico. Esto significa que los trayectos diarios no pueden superar los 40 kilómetros, salvo si tenemos la opción de cargarlo cuando lleguemos a nuestro destino, como puede ser el trabajo o nuestra casa.

¿Cuáles son los más rentables?

Debemos tener en cuenta que cuando hablamos de la rentabilidad de los coches híbridos es clave pensar a largo plazo. Además, es importante que tengamos en cuenta que la normativa de emisiones de la Unión Europea va a hacer que poco a poco los coches de combustión se queden atrás. 

Pero, en el fondo, ¿cómo de rentables son los coches híbridos? Para muchos uno de los mayores inconvenientes que tienen estos coches es su precio, ya que es mucho más elevado que el de un coche convencional, aunque su adquisición suele tener beneficios fiscales y ayudas económicas que hacen que esa diferencia del precio final sea menor.

Lo cierto es que la demanda de este tipo de vehículos está creciendo mucho y, cada vez más, las marcas apuestan por la producción de modelos híbridos. Así que, con la creciente demanda, la competencia en el mercado y los avances tecnológicos se está logrando que la diferencia entre los vehículos híbridos y los convencionales sea menor y que, además, sean mucho más eficientes y económicos. Esto significa que hoy en día podemos disfrutar de las ventajas de un coche híbrido sin comprometer en exceso nuestro bolsillo.

Además, debemos tener en cuenta el ahorro de combustible que conseguimos con un coche híbrido, el cual puede ser del 30% al 50%, sobre todo, con los híbridos convencionales en las zonas urbanas y los híbridos enchufables en las carreteras.

Otro aspecto clave a la hora de pensar en la rentabilidad de un coche híbrido es el coste de su mantenimiento. Pero, pensemos una cosa, los híbridos no tienen correa de distribución, ni alternador ni motor de arranque, que son piezas de los coches convencionales con más fallos o necesidad de reemplazos. Y si pensamos en las baterías de los híbridos, éstas están diseñadas para que duren en torno a los 10 años. Por lo que, si comparas el coste del mantenimiento de uno y otro vehículo, te darás cuenta de que los híbridos, de media, son más económicos que los convencionales, siempre que revises regularmente sus baterías.

En resumen, las ventajas de los coches híbridos, tanto económicas como medioambientales a largo plazo (emiten un 30% menos de CO2 al medioambiente), así como el ahorro en el mantenimiento y el consumo de combustible, hacen que compense el alto coste inicial de estos coches, convirtiendo a los híbridos convencionales y a los híbridos enchufables en una opción rentable y muy valiosa en la actualidad y más si pensamos en un futuro próximo.

Subvenciones a la movilidad eléctrica

La movilidad eléctrica es un aspecto fundamental para cumplir el objetivo de la Unión Europea de descarbonizar el transporte. Para lograrlo, se ha fijado como fecha límite el 2035, como año en el que solo se podrán vender coches eléctricos.

Hoy en día, son muchos los que deciden apostar por la movilidad eléctrica. Pero, lo cierto es que como hemos visto, para muchos el precio de partida de estos vehículos eléctricos respecto a los de combustión supone un verdadero obstáculo. Por eso, los gobiernos de los países europeos están ofreciendo una serie de ayudas directas para la compra de coches eléctricos, como el Plan Moves III en España.

Se trata de la tercera edición del programa de ayudas que otorga el gobierno de España, con un presupuesto de hasta 800 millones de euros, para la instalación de puntos de carga (hasta el 70% del coste total) y la adquisición (compra o alquiler) de vehículos eléctricos, entre los que se incluyen los híbridos enchufables si tienen una autonomía mínima de 30 kilómetros en modo eléctrico.

El Plan Moves III ofrece diferentes incentivos en función del tipo de vehículo, siendo de 7.000 euros para los coches eléctricos y los de hidrógeno y de 5.000 euros para los híbridos enchufables. Estas cantidades se podrán obtener si se hace entrega de un coche de más de siete años de antigüedad y que los beneficiarios lo tengan al menos 12 meses antes de pedir la ayuda. Si no se hace dicha entrega, las cuantías bajarán a 4.500 euros para los coches que sean cien por cien eléctricos y a 2.500 euros para los híbridos enchufables.

Además, las personas empadronadas en algún municipio con menos de 5.000 habitantes y aquellas con movilidad reducida que necesiten adaptar su vehículo podrán beneficiarse de una bonificación del 10% adicional, con lo que la ayuda máxima podría alcanzar los 7.700 euros en el caso de los coches eléctricos. 

Respecto a la instalación de puntos de recarga, puedes contar con una ayuda de hasta el 80% del coste subvencionable, el cual engloba: el punto de recarga, las protecciones, la obra, los costes de ingeniería y dirección de obra, la legislación de la instalación, etc. El importe máximo de ayudas que puede recibir un particular para instalar puntos de recarga es de hasta 5.000 euros.

El plazo para la presentación de solicitudes termina el 31 de julio de 2024, en la forma que fije cada comunidad autónoma en sus convocatorias.

App de Recarga Pública de TotalEnergies: conoce sus ventajas

Y si quieres seguir disfrutando de grandes ahorros ¡descárgate la app Recarga Pública de TotalEnergies!

  • Si ya eres cliente de luz de TotalEnergies, disfrutarás de un 10% de descuento para recargar tu vehículo híbrido enchufable o eléctrico en los puntos de recarga pública.

  • Y, además, si instalas un punto de recarga en tu casa o en el garaje con TotalEnergies, tendrás hasta un 25% de descuento sobre el precio base de cada recarga el primer año. Lo que hace que la oferta de recarga pública de TotalEnergies sea prácticamente imbatible.

También hay otras muchas más ventajas que debes conocer como: 

  • Encontrar los puntos de recarga públicos de manera rápida y económica.

  • Beneficiarse de tarifas especiales y precios exclusivos

  • Realizar los pagos de forma rápida y muy sencilla.

  • Descargar las facturas de las recargas

 

No te lo pienses más y súmate a la movilidad del futuro con TotalEnergies. Llámanos al teléfono gratuito 900 929 966 o déjanos tus datos y nosotros te llamaremos.