Pasar al contenido principal

Emisores térmicos: ¿son eficientes?

Mié, 20/04/2022 - 14:33 - Eficiencia Energética y Ahorro

Emisores térmicos: ¿son eficientes?

emisores térmicos

Los emisores térmicos son una gran opción si estás pensando en instalar un sistema de calefacción eficiente con el que ahorrar en el consumo energético de tu hogar. Descubre en este post los diferentes tipos que existen, sus ventajas y su consumo. ¡Vamos allá!

 

¿Qué son los emisores térmicos?

Un emisor térmico es un sistema de calefacción que funciona gracias a la corriente eléctrica, cuya función principal es repartir el calor por todo el hogar de una manera gradual. Pueden estar fabricados en diferentes materiales, desde aluminio hasta cerámica. Son sistemas programables y que destacan por su eficiencia energética al ser capaces de mantener el calor generado.

 

¿Cómo funcionan los emisores térmicos?

Un sistema de calefacción de emisores térmicos funciona como un radiador fijo conectado a la red eléctrica mediante un enchufe. Sigue el principio de inercia térmica, es decir, que conservan el calor durante un gran período de tiempo en comparación con sistemas de calefacción más tradicionales. Gracias a esto, optimizan el consumo energético y evitan gastos innecesarios. Además, no necesitan de mantenimiento ni de combustibles para funcionar, por lo que son respetuosos medioambientalmente.

 

Tipos de emisores térmicos

Existen tres tipos de emisores térmicos, todos con sus ventajas e inconvenientes frente al resto:

 

Emisores térmicos de aluminio

Su cuerpo interior está hecho de aluminio. Gracias a la gran capacidad de transmisión de calor de este material, se calienta y distribuye el calor de una manera muy rápida. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el calor no suele durar más de unas 5 horas, y que dentro de los emisores térmicos son de los que más energía consumen.

 

Emisores térmicos de fluido

La resistencia interna que conserva el calor está llena de un fluido termo-conductor de alta transferencia térmica. El calor circula gracias a la condición líquida de la resistencia, haciendo que este se expulse a las estancias del hogar de manera constante y regular. Es cierto que estos sistemas tardan más tiempo en calentarse, pero el calor dura más que en el caso de los fabricados en aluminio, pues pueden conservarlo hasta 8 horas seguidas.

 

Emisores térmicos cerámicos

Los emisores térmicos de cerámica son los más eficientes que existen hoy en día. Su resistencia está hecha de material cerámico sólido con una gran conductividad e inercia térmica, pudiendo conservar el calor más de ocho horas. Al igual que ocurre con los emisores térmicos de fluido, tardan más en calentarse, pero esto se ve compensando con su elevada inercia térmica.

 

¿Cuánto consume un emisor térmico?

En general, un emisor térmico consume 1kWh por cada 1kWh térmico que produce. Es decir, su gasto equivale a la energía en forma de calor proporcionada. Sin embargo, como veremos con más detalle a continuación, esto también depende del material del que estén construidos, puesto que su eficiencia también cambia.

 

¿Qué emisores térmicos consumen menos?

  • Emisores térmicos de aluminio: a pesar de ser los más baratos para su compra y lo que más rápido se calientan, son los que más consumen de todos.
  • Emisores térmicos de fluido: con mejor inercia térmica que los de aluminio. De hecho, pueden llegar a consumir hasta un 15 o 20% de menos de electricidad que estos.
  • Emisores térmicos de cerámica: los que menos energía consumen de todos, es decir, son los emisores con mayor inercia térmica. Gracias a esto, su gasto puede ser de hasta un 15% menos que los de fluido, y por consiguiente hasta un 30% menos aproximadamente que los emisores térmicos de aluminio.
  •  

    Cómo ahorrar con emisores térmicos

    Para potenciar el ahorro con emisores térmicos de bajo consumo es recomendable seguir una serie de sencillos consejos que sin duda te ayudarán a sacarle más partido a tu instalación:

    • No cubras los emisores con ropa o cualquier tipo de prenda u objeto que pueda bloquear la salida y la circulación del calor.
    • Mantenlos limpios y en buen estado.
    • Utiliza un termostato para programar su encendido y apagado. De esta manera, solo funcionarán cuando realmente se necesite, evitando así gastos de energía innecesarios.
    • Ten un buen aislamiento en el hogar. Esto evitará que el calor se fugue por puertas y ventanas.

     

    ¿Por qué son más eficientes que los radiadores?

    Los emisores térmicos de bajo consumo poseen múltiples ventajas en comparación con los radiadores tradicionales. Principalmente destacan las siguientes:

    • Ahorro energético: como ya hemos comentado, los emisores térmicos proporcionan un gran ahorro económico gracias a su capacidad para conservar el calor durante un largo período de tiempo, en especial los emisores térmicos de cerámica.
    • Sostenibilidad medioambiental: como utilizan energía eléctrica, no hacen uso de combustibles que liberen partículas y gases nocivos al medioambiente.
    • Facilidad de instalación y de mantenimiento: no precisan de revisiones de mantenimiento, como sí ocurre con los sistemas de gas, por ejemplo. Además, su instalación es fácil y sencilla: solo se necesitan colocar los emisores en las paredes y conectarlos a la red eléctrica.
    • Adaptabilidad: como se pueden programar gracias al uso de los termostatos, su uso es fácilmente adaptable a cualquier ritmo de vida, así como a las estancias de las que más uso se haga en cada momento.

     

    Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir un emisor térmico

    Ahora que ya conoces qué son los emisores térmicos, cómo funcionan y sus ventajas frente a otros sistemas de calefacción, es hora de que te decantes por aquel que mejor cubra tus necesidades. A la hora de tomar esta decisión hay ciertos aspectos que no puedes pasar por alto y que tienes que valorar debidamente:

    • La potencia necesaria para calentar tu hogar. Esto depende de su aislamiento, su tamaño, localización…
    • El tiempo que vas a necesitar que estén en funcionamiento. Como ya hemos comentado al principio de este post, en función del material de los emisores térmicos su inercia térmica será mayor o menor. Por ejemplo, si pasas poco tiempo en tu hogar y solo quieres mantener el sistema funcionando una hora o menos, puedes decantarte perfectamente por emisores térmicos de aluminio. Ahora bien, si pasas bastante tiempo en casa y necesitas mantenerlo confortable ocho horas o más, será mejor que te decidas por instalar emisores térmicos de fluido o de cerámica.

    Si quieres ahorrar aún más en la factura energética de tu hogar, no olvides que en TotalEnergies te ofrecemos tarifas de luz, adaptables a tus propias necesidades y las de tu hogar. Además, te garantizamos que te mejoramos en precio que estás pagando en estos momentos, ¿a qué esperas para comenzar a ahorrar?

     

    Volver atrás

    Comparte tu factura y descubre nuestra ofertas

    Calcula tu ahorro