Pasar al contenido principal

¿Cómo y cuándo purgar los radiadores del hogar?

Mar, 02/11/2021 - 10:55 - B2B News

¿Cómo y cuándo purgar los radiadores del hogar?

cómo purgar radiadores

El invierno está a la vuelta de la esquina y, antes de que comience a llegar el frío, debemos comprobar que el sistema de calefacción funciona correctamente. Para ello, es imprescindible que llevemos a cabo una tarea de mantenimiento previa como es la de purgar los radiadores

Para que podamos contar en nuestra casa con un sistema de calefacción eficiente, hemos de asegurarnos de que todos sus elementos funcionan correctamente. A continuación, te explicamos en qué consiste la purga de radiadores y cómo podemos realizar este proceso fácilmente a través de unos sencillos pasos. ¡Toma nota!

 

¿Qué es la purga de radiadores?

La purga de radiadores consiste en la extracción del aire que se encuentra almacenado dentro de las tuberías que conforman el circuito de agua caliente de nuestra calefacción de gas. El aire puede formarse y almacenarse dentro de las tuberías si:

  • Se evapora el agua que hay en el interior del circuito de calefacción

  • Se cierra el suministro de agua a los radiadores

  • Los radiadores permanecen apagados durante un largo periodo de tiempo

 

¿Por qué se purgan los radiadores?

Existen dos razones fundamentales que nos indican que debemos realizar una purga a los radiadores de nuestro sistema de calefacción. La primera de ellas será que los radiadores de nuestra casa no calientan lo suficiente o no lo hacen por igual en todas las áreas.

¿Alguna vez has escuchado algún ruido extraño similar al goteo del agua al encender tu calefacción? Si la respuesta es afirmativa, nos encontramos ante la segunda razón que nos indicará que nuestros radiadores necesitan una purga, ya que ese ruido viene provocado por el aire acumulado en las tuberías y que debemos eliminar.

 

Consecuencias de no purgar los radiadores adecuadamente

Una de las principales consecuencias de no realizar una purga de radiadores frecuente es el ahorro que podríamos estar desperdiciando. Purgar los radiadores ayudará a que el sistema de calefacción funcione correctamente, sin aire en su interior que imposibilite la libre circulación del agua. De esta forma, conseguiremos que la caldera trabaje menos y el calor se reparta uniformemente, lo que nos aportará un ahorro tanto de tiempo como de dinero.

Si realizamos este proceso de manera adecuada, lograremos que nuestros radiadores funcionen correctamente, transmitiendo el calor necesario por toda la casa. Como consecuencia, conseguiremos ahorrar en nuestra factura de gas al mantener nuestro sistema de calefacción con un funcionamiento veloz y eficiente.

Otra de las principales consecuencias es que el oxígeno del aire que se encuentra en el interior de las tuberías podría volverse corrosivo y acabar dañando nuestro sistema de calefacción. Si llegamos a detectar en algún momento alguna partícula de óxido o en los radiadores, la mejor idea es llamar a un técnico experto. Él nos ofrecerá el mejor diagnóstico y nos aconsejará sobre la conveniencia, o no, de cambiar el radiador dañado por uno nuevo.

 

¿Con cuánta frecuencia debemos purgar los radiadores?

Antes de saber con qué frecuencia debemos purgar los radiadores de nuestro hogar, es necesario saber cuál es la mejor época para comenzar este proceso. El mejor momento para realizar la purga de nuestros radiadores siempre será antes de poner en marcha la calefacción por primera vez después de un largo periodo de tiempo inactiva. Generalmente esto suele suceder entre las estaciones de otoño e invierno, dependiendo del lugar en el que residamos y la intensidad del frío en cada zona.

Una vez que ya hemos purgado los radiadores, estarán listos para funcionar sin problema durante los siguientes meses, pero ¿cada cuánto debemos purgar nuestros radiadores? En este sentido, no podemos saber una cifra exacta respecto al periodo que debe transcurrir entre cada purga. Para saber cuándo purgar nuestros radiadores debemos fijarnos en dos indicadores clave:

  • La parte superior del radiador está a baja temperatura

  • Escuchamos ruidos de goteo a la hora de encender nuestra calefacción

Si observamos que acontece alguno de estas dos circunstancias desde el primer purgado, entonces deberemos realizar una nueva purga a nuestros radiadores. En esta parte es importante saber que, para evitar que estas dos situaciones se den, debemos purgar muy bien los radiadores cuando realicemos el proceso. De lo contrario, es probable que ambos indicadores se presenten cada cierto tiempo.

 

Purgar los radiadores: ¿en frío o caliente?

Recuerda este concepto clave: ¡Los radiadores deben purgarse siempre con la calefacción apagada! Por lo tanto, deberemos purgar los radiadores en frío para que la bomba de la caldera no mueva el agua, y por tanto también el aire, por nuestro sistema de calefacción.

Además, al no haber movimiento de agua, lo normal es que el aire se almacene en la parte alta del radiador, lo que nos facilitará el proceso de purgado.

 

Purgamiento automático o manual

Lo primero que debemos saber es si nuestro sistema de calefacción por gas cuenta con un purgador automático o si deberemos realizar este proceso manualmente en caso de no disponer de él. Si nuestro sistema posee un purgador automático, generalmente incluidos en los radiadores de aluminio, este sistema se encargará de expulsar el aire automáticamente.

En caso de que nuestro sistema no cuente con un purgador automático, ¡no temas! Coge boli y papel y toma nota de estos sencillos pasos para purgar un radiador de una forma simple y cómoda.

 

Pasos para purgar un radiador de forma manual

Purgar los radiadores de nuestro hogar puede parecer una tarea compleja, pero nada más lejos de la realidad. A continuación, veremos paso a paso cómo realizar el purgado de los radiadores de nuestra calefacción de gas.

válvula para purgar radiadores

 

  1. Comprobar si nuestros radiadores necesitan una purga: lo primero que haremos será encender la calefacción y comprobar si la parte superior del radiador está más fría que la parte inferior. En caso de que así sea, tendremos que sacar el aire que se encuentra almacenado en esa zona.

  2. Apagar la calefacción: recuerda que, como vimos antes, debemos realizar la purga de radiadores en frío para evitar que el agua mueva el aire acumulado en la zona superior de los radiadores.

  3. Comenzar a purgar el radiador más cercano a la caldera: de esta manera, seguiremos el flujo natural del agua y evitaremos que el aire acumulado de otros radiadores se expanda por el circuito.

  4. Colocar un recipiente bajo la llave: para evitar que mojemos el suelo cuando empiece a salir el agua a la hora de realizar la purga.

  5. Girar la llave con un destornillador: para abrir la llave de la válvula. Al abrir la llave comenzará a salir aire junto con un pequeño chorro de agua, pero este no no será uniforme.

  6. Cerrar la llave cuando el chorro sea fluido: esto nos indicará que el aire acumulado en ese radiador ya ha salido. Para cerrar la llave, basta con girar con el destornillador en sentido inverso al que la hemos abierto.

  7. Repetir esta operación en todos los radiadores: es muy importante que sigamos el recorrido del flujo del agua.

  8. Revisar la presión de la caldera (1 – 1,5 bares): después de realizar la purga, lo normal es que disminuya el nivel de presión. Por ello, debemos asegurarnos de que la presión esté entre estos niveles.

 

¿Qué hacer si el sistema de calefacción sigue sin funcionar correctamente tras haber purgado todos los radiadores?

Si después de purgar todos los radiadores de tu hogar, notas que siguen sin calentar correctamente, alguno de ellos no funciona o cualquier otra incidencia relacionada, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de Facilita: nuestro servicio de mantenimiento de la instalación de gas de tu hogar.

Porque en TotalEnergies nos gusta cuidar de tu hogar como tú lo harías, ponemos a tu disposición un amplio equipo de profesionales capaces de resolver cualquier incidencia relacionada con el sistema de calefacción de tu casa. Recuerda además que la revisión de tu caldera por parte de nuestro equipo está incluida en todas nuestras tarifas.

 

Volver atrás

Comparte tu factura y descubre nuestra ofertas

Calcula tu ahorro