Pasar al contenido principal

¿Qué tarifa luz es más barata tarifa a precio fijo o tarifa a precio de coste?

- Eficiencia Energética y Ahorro

¿Qué tarifa luz es más barata tarifa a precio fijo o tarifa a precio de coste?

que tarifa luz es mas barata precio fijo o precio de coste

Actualmente, existen en el mercado múltiples y diferentes opciones de tarifas energéticas para contratar, todas ellas con sus características, ventajas y desventajas. En general, se distinguen dos grandes categorías: a precio de coste y fijo. ¿No tienes claro cuál es la mejor para ti y para tu hogar? Atiende al post que te traemos hoy, porque te resolvemos todas tus dudas.

 

¿Qué es la tarifa luz a precio fijo?

La tarifa de luz fija es aquella en la que abonas siempre el mismo coste por cada kWh en cada uno de los diferentes tramos horarios: punta, llano y valle. De esta manera, el importe de tu factura no depende de los cambios que experimenta el mercado de la luz. Normalmente, este se establece en el contrato que se firma entre cliente y comercializadora. Es decir, siempre sabe con anticipación lo que se va a pagar por kWh.

 

Tipos de tarifas de luz a precio fijo o precio estable

Actualmente, pueden encontrarse diferentes tipos de tarifas a precio fijo o estable, cada una con sus características y particularidades. Cabe conocerlas todas para poder elegir aquella que más se adecúe a las necesidades de cada persona y de cada hogar.

 

Tarifa fija 24 horas o de precio único

Como su propio nombre nos está indicando, con esta tarifa el kWh se paga siempre al mismo importe durante las 24 horas del día, independientemente del tramo horario. El importe de la luz, entonces, no se ve afectado por las variaciones del mercado mayorista en ningún momento, marcadas por la oferta y la demanda. Su principal ventaja es que no afectan negativamente las subidas; por otra parte, tampoco es posible aprovecharse de las bajadas y del ahorro que estas conllevan. A fin de cuentas, estamos hablando de un plan con coste por kWh estable. Este se establece siempre de manera previa entre la compañía y el cliente, reflejándose en el contrato.

 

Tarifa precio fijo con dos periodos

En este caso, el valor del kWh varía a lo largo de la jornada, pero contemplando dos tramos horarios. Lo más común es que los precios más bajos se establezcan durante la noche. Esto puede ser una ventaja, por ejemplo, para todos los usuarios que deseen cargar sus vehículos eléctricos en la madrugada.

 

Tarifa precio fijo con tres periodos

Es muy similar a la anterior, pero, en lugar de contar con dos períodos horarios, dispone de tres: punta, valle y llano, en los que, en cada uno de ellos, se marca una tasa fija. Aunque pueda llegar a confundirse con la variable, hay que tener clara su principal diferencia. Mientras que en los planes variables el coste cambia cada hora, en los fijos con tres períodos, este es estable en cada uno de los tres tramos.

 

Tarifas planas

Por último, las tarifas planas son aquellas por las que se abona una cuota fija al mes, consumas la energía que consumas e independientemente de los kWh gastados. Al finalizar el período de facturación, la comercializadora regula las facturas en función del consumo real de cada cliente, ajustándolas. Si da como resultado que se ha pagado menos por lo consumido, hay que cubrir la diferencia; si ocurre lo contrario, se ingresa lo correspondiente a cada usuario.

 

¿Qué es la tarifa a precio de coste?

También llamadas indexadas o variables, son las que regulan su importe a través del establecido en el mercado mayorista o POOL. O lo que es lo mismo, el valor del kWh va cambiando no solo cada día, sino también cada hora. A esto se le suman en la factura un porcentaje mensual fijo que funciona como margen de beneficio para las compañías, junto con impuestos y demás cargos, como el correspondiente al alquiler del contador.

 

¿Cómo se calcula la tarifa a precio de coste o indexada?

Entonces, ¿Cómo se puede estimar el importe a abonar si se tiene una tarifa indexada o a precio de coste? Bien, para calcular la tasa de un plan acogido al mercado mayorista se deben tener en cuenta, principalmente, dos variables:

 

  • Por un lado, el coste del kWh en el mercado indexado. Por lo general, y como este cambia cada hora, se utiliza un índice que hace referencia al precio medio de la luz durante un período de tiempo limitado.
  • Por otro lado, un importe concreto y fijo que marcan las compañías eléctricas a modo de margen de ganancia como protección ante imprevistos. En general, esto se elige en función de cada empresa y las condiciones del mercado en el momento de firmar el contrato. Estos importes pueden ser realmente dispares entre comercializadoras, como así informa la OCU. De acuerdo a esta organización, los precios pueden variar desde los 18 hasta los 138 euros, por lo que puede ser bastante definitorio en el precio final de la factura a pagar.

 

De este modo, para calcular el precio a pagar por la luz consumida, se tienen que multiplicar los kWh consumidos por el precio de cada hora. Por ejemplo, el día 31 de mayo de 2023 el coste por kWh entre las 17h y las 18h fue de 0.12€/kWh. Si durante este tramo horario se consumieron 11 kWh, el importe a pagar por esta energía sería de 1,32€. Esta operación habría que realizarla con las 24 horas del día para concluir la cifra total de una jornada completa. Además, no olvides que a este gasto hay que sumarle los impuestos, así como el cargo por gestión que aplique la comercializadora.

 

¿Qué tipo de tarifa es más barata para contratar la luz?

Muchas son las personas que se preguntan qué tarifa energética es la más rentable o barata para contratar. Esta no es una pregunta sencilla de contestar, puesto que depende siempre de las propias características del mercado en un momento dado. De esta manera, por ejemplo:

  • Si el mercado se encuentra en un momento estable, y sin grandes subidas de valor, lo más probable es que salga rentable contratar una tarifa indexada. Así es posible sacar provecho de los momentos en los que el precio baje.
  • Si, por otra parte, se experimentan cambios muy bruscos e impredecibles, contratar una tarifa fija puede ser una manera de protegerse ante subidas inesperadas que aumenten considerablemente la factura.
  •  

Entonces, ¿para quiénes está indicado cada tipo de tarifa?

A la hora de elegir un tipo de plan de luz u otro, no solo hay que tener en cuenta las características que atañen al mercado, también hay que atender a las necesidades y prioridades de cada hogar y de cada persona, así como a sus hábitos de consumo.

 

¿A quién le conviene contratar la tarifa a precio fijo?

Las tarifas estables están, en general, pensadas para todos los clientes que realicen un gasto energético indistinto a lo largo de todo el día o en cualquier tramo, sin depender del horario. Por ejemplo, esta opción de tarifa estable puede resultar muy beneficiosa para aquellas personas que, debido a sus horarios de trabajo u otras circunstancias, no puedan aprovechar las horas más económicas de la tarifa con discriminación horaria (horas tempranas de mañana y de madrugada, además de fines de semana). Es decir, si su consumo eléctrico se concentra en las horas más caras, pueden acabar pagando más de lo necesario. La elección de una tarifa fija puede, en estos casos, evitar gastos de más.

 

¿Para quién es mejor contratar la tarifa a precio de coste?

Por el contrario, las tarifas indexadas se recomiendan a los clientes que efectúan un gasto determinado en función de la hora del día. Es decir, que tengan unos hábitos bien marcados y que sepan a ciencia cierta que consumen más en unos momentos que en otros; por ejemplo, en los tramos en los que el kWh es más barato, como puede ser la noche o los fines de semana.

Este tipo de planes son muy convenientes para aquellas personas que tienen trabajos que no les permiten utilizar electrodomésticos durante el día, como poner lavadoras o planchar. Al elegir una tarifa que se adapte a sus necesidades y sus horarios de rutinas, pueden ahorrar considerablemente en su factura de energía, aprovechando los tramos horarios de menor costo.

 

¿Buscas la tarifa de luz y/o gas perfecta para ti, con la que ahorrar mes a mes, al mismo tiempo que disfrutas de un servicio experto y profesional? En TotalEnergies tenemos lo que buscas: te ofrecemos diferentes tipos de tarifas luz para que te decantes por aquella que mejor cubra tus necesidades y las de los tuyos. Si quieres más información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡estamos deseando poder contar contigo!

Volver atrás

Comparte tu factura y descubre nuestra ofertas

Calcula tu ahorro