Pasar al contenido principal

Claves para un buen mantenimiento de las instalaciones de luz y gas en el hogar

Mar, 28/09/2021 - 11:28 - B2B News

Claves para un buen mantenimiento de las instalaciones de luz y gas en el hogar

mantenimiento instalaciones

Para que una vivienda, local u oficina funcione correctamente es necesario que la instalación eléctrica funcione bien. Para ello, llevar a cabo revisiones periódicas de mantenimiento y reparación es fundamental para evitar fallos en el sistema que pueden tener consecuencias fatales para nuestra seguridad propia y de terceros.

 

¿Cómo realizar un buen mantenimiento de las instalaciones eléctricas?

Realizar un mantenimiento de las instalaciones eléctricas mejora el rendimiento de los equipos, ya que se minimiza el número de fallos y se prolonga la vida útil de la instalación, y tiene su reflejo en el consumo energético y, por tanto, en la factura de la luz. Indirectamente, también protegemos el medioambiente. ¿Qué más se puede pedir?

Por el contrario, no realizar revisiones periódicas puede ocasionar problemas e incidencias con graves consecuencias como incendios o electrocuciones. Sin duda, algo que no queremos que ocurra.

 

Consejos para realizar un mantenimiento básico

  • Lo primero que debes saber es que hay que tener mucho cuidado con la electricidad, así que, en caso de duda, lo mejor es no tocar.
  • Antes de realizar cualquier cambio, hay que desconectar la electricidad. ¿Cómo? Es tan fácil como bajar el interruptor general del cuadro eléctrico. Así evitaremos algún que otro calambre.

  • Cuando lo hayas resuelto, vuelve a encenderlo y comprueba que todo funciona correctamente.

  • La instalación debe estar limpia. Para ello, es mejor emplear un paño seco. Por lo que pueda pasar.

 

¿Cuáles son las principales pruebas que se realizan en el mantenimiento eléctrico?

Para asegurarnos de que el mantenimiento eléctrico de nuestra vivienda o local funciona correctamente, hay que hacer una serie de pruebas. Evidentemente, algunas de ellas deben ser realizadas por especialistas, pero el mantenimiento básico y diario lo podemos realizar cómoda y sencillamente nosotros mismos.

 

Control de alumbrado

En cuanto a las lámparas, hay que controlar su consumo y reponer aquellas que estén dañadas. En el caso de tubos fluorescentes o lámparas de rosca, debes comprobar que el problema está en la bombilla o en la instalación cambiándola a otros casquillos: si es cosa de la bombilla, desconecta la electricidad y usa guantes protectores para cambiarla; si es de la lámpara, hay que comprobar si está quebrado o no.

 

Revisar los interruptores

Los interruptores también hay que someterlos a una revisión casi diaria:

  • Si no está del todo sujeto, hay que repararlo.
  • Si se calienta o falla, hay que cambiarlo. Para ello, es necesario desconectar el circuito y hacerse con un interruptor con las mismas características (amperaje similar o mayor, nunca menor), revisar el cableado e instalar el nuevo interruptor, ¡recuerda respetar la orientación de encendido/apagado!

 

Los tomacorrientes

La seguridad de los artefactos eléctricos depende directamente del tomacorriente. Hay que reponerlos si están estropeados, y para ello debemos fijarnos en sus características: si es hembra o macho, el amperaje, si es móvil o fijo, empotrado o sobrepuesto… Por lo demás, su cambio es similar al del interruptor.

 

Mantenimiento de los enchufes

Para revisar el estado de los enchufes, primero debemos cortar la luz bajando el diferenciador. Después, ajustar los cables salidos y ajustar la caja antes de colocar los tornillos.

En definitiva, todas estas son tareas sencillas que nos ayudarán a reducir el número de reparaciones en el futuro.

 

¿Cuándo cambiar la instalación eléctrica de una casa?

Lo aconsejable es revisar la instalación eléctrica cada 10 años si el edificio tiene bastante antigüedad, pero si no es así, y vemos que la instalación eléctrica causa problemas que torpedean nuestra vida (cortocircuitos y apagones, olor a quemado por sobrecalentamiento…), tal vez sea momento de hacer una revisión, ya que todas estas incidencias pueden desembocar en un accidente.

También hay que cambiar la instalación si es antigua, y eso lo sabemos a través del color de los cables: azul para el neutro, verde y amarillo para la toma tierra (que es obligatorio en todos los inmuebles), y negro, gris o marrón para la fase.

 

¿Es obligatorio contratar un servicio de mantenimiento de luz?

El mantenimiento de la luz es un servicio extra que se puede contratar de forma adicional a la tarifa de la luz. Al tratarse de un valor añadido, muchas comercializadoras ya ofrecen este servicio en sus ofertas. son interesantes porque permiten tener unas instalaciones eléctricas correctas y recibir asistencia en caso de avería.

Con FALICITA Luz cuidamos la instalación eléctrica y los electrodomésticos de tu vivienda. Los servicios incluyen revisión, mantenimiento y reparación de la instalación eléctrica, así como de los electrodomésticos. Además, contamos con un servicio de atención 24 horas a través de un teléfono totalmente gratuito para nuestros clientes. ¡Súmate al lado verde de la energía!  

 

Mantenimiento instalaciones de gas natural

El gas puede ser potencialmente explosivo, por eso el uso que debemos hacer de su instalación debe ser seguro. Una mala construcción o una mala selección de los materiales puede tener altos costes en daños humanos y materiales. Para evitar esto, al igual que con la instalación eléctrica, también hay que realizar revisiones de mantenimiento.

 

Puntos clave de la instalación del gas

El gas natural es una energía a la que muchas viviendas tienen acceso, ya que es un recurso eficiente y fácil de usar, contamina menos y tiene un precio contenido. De hecho, está tan extendido que en nuestro país contamos con una vasta red de técnicos e instaladores que se encargan de mantener y reparar las instalaciones.

En cualquier instalación de gas, hay unos puntos que se consideran clave:

  • Estanqueidad. Lo más importante es que la instalación no tenga fugas. La norma UNE 60.670, desarrollada en 13 partes diferenciadas, determina los criterios técnicos y los requisitos de seguridad de las instalaciones, así como el diseño, construcción, ampliación, testeo y ubicación de los elementos.
  • Garantía de combustión. Los aparatos deben estar correctamente instalados.
  • Ventilación. Para que el gas no se quede estancado en la vivienda, debe contar con sistemas de apertura.
  • Correctamente dimensionada para que la presión llegue a todos los puntos de consumo de manera eficaz.

 

Mantenimiento preventivo y obligatorio gas (caldera)

En cuanto al gas, existen dos tipos de mantenimiento:

  •  Inspección de la caldera o de la instalación. Un operario de la distribuidora revisa el funcionamiento de la instalación observando la estanqueidad y el estado del contador, las tuberías, llaves y gomas. Este tipo de revisiones son obligatorias, se realizan cada cinco años (aunque depende del tipo de caldera) y corre a cargo de la compañía de gas, que son quienes avisarán al cliente. son obligatorias y se realizan cada cinco años. Por lo general, se abona en la factura del gas porque es imprescindible para el mantenimiento.
  • Revisión. Dependiendo del equipo, se realiza cada dos años. El objetivo es comprobar que el equipo funciona correctamente y asegurar su eficiencia energética y seguridad. Para realizarla, hay que contactar con el Servicio Técnico Oficial del fabricante, que es el experto en los productos de la marca y garantiza el recambio de los suministros originales para que la caldera siga funcionando si fuera necesario.

¿Qué podemos hacer nosotros? A diferencia de la luz, respecto al gas poco podemos hacer más allá de tener al día las revisiones, comprobar la combustión de la llama, vigilar que sea azul, tener libres los conductos de ventilación y evacuación de humos, y revisar las chimeneas.

 

Qué incluye un servicio de mantenimiento del gas natural

En TotalEnergies cuidamos de tu hogar tanto como tú, por eso con la contratación de FACILITA Luz y Gas, además del mantenimiento eléctrico, ofrecemos el mantenimiento del gas, incluyendo revisiones y reparaciones y la Inspección Periódica Obligatoria.

 

Averías más comunes de las instalaciones de luz y gas

En cuanto al gas, algunas se pueden detectar fácilmente, pero hay otras que no, pero las más frecuentes son:

  • Problemas con el transformador
  • Problemas con el termostato al regular la temperatura
  • Fallos en el circuito de calefacción (pérdida de agua)
  • Problemas con la válvula
  • Que el agua no llegue a la temperatura deseada

 

Respecto a la luz, las incidencias más habituales suelen ser:

  • Sobrecarga: conectamos más aparatos a la red de los que nuestra instalación puede soportar.
  • Cortocircuito: se produce cuando hay una mala conexión entre dos conductores, fallos en el aislamiento del cableado o hay una conexión entre conductores de diferente polaridad.
  • Mal estado o envejecimiento de los cables. Puede dar calambrazo, así que, ¡cuidado!
  • Fallos en el diferencial.

 

¿Es recomendable contratar un servicio de mantenimiento luz y gas?

La respuesta es: sí. Con FACILITA Plus, podrás cuidar de tu instalación de luz y gas y beneficiarte de un buen descuento en la factura. Los servicios incluyen revisiones, mantenimiento y reparaciones de la instalación eléctrica y de gas, y las inspecciones obligatorias.

Además, ofrecemos un descuento del 50% durante el primer año. ¿Lo vas a dejar pasar?

 

Documentación y trámites necesarios para contratar un servicio de mantenimiento

En TotalEnergies queremos facilitarte la vida. Si tienes dudas o necesitas información, ponte en contacto con nosotros a través del número de teléfono gratuito 900 907 000 o a través de [email protected] No lo dudes más, respira tranquilo, ¡nosotros velamos por la seguridad de tu hogar!

Volver atrás

Comparte tu factura y descubre nuestra ofertas

Calcula tu ahorro