Pasar al contenido principal

Ventajas de un aislamiento térmico óptimo para reducir la factura de la luz

Mié, 30/03/2022 - 11:39 - Eficiencia Energética y Ahorro

Ventajas de un aislamiento térmico óptimo para reducir la factura de la luz

Aislantes térmicos

¿Por qué es importante el aislamiento térmico?

El aislamiento térmico en tu hogar, tanto interior como exterior o de cámaras de aire es un factor determinante para reducir la factura energética de tu hogar. Es más, ayuda a optimizar el gasto que realices de calefacción o aire acondicionado de tal manera que, en algunos casos, tan solo colocando aislamiento térmico la certificación energética de una vivienda puede pasar de ser de tipo E a tipo C.

Aunque cada hogar es diferente y así sus posibilidades de aislamiento térmico, las mejoras más comunes son:

  • Aislamiento exterior e interior de la fachada, o mediante inyección (relleno de las cámaras de aire). Posiblemente el que más se suele llevar a cabo. Si bien es importante, es necesario complementarlo con el resto de aislamientos si queremos que el ahorro sea lo más elevado posible.
  • Aislamiento de la cubierta del edificio.
  • Aislamiento de puertas y ventanas para que no se escape el calor. ¿Sabes que debido a un deficiente aislamiento puede llegar a escaparse hasta el 30% del calor que genera la calefacción?
  • Aislamiento de las tuberías.
  • De otra manera, los materiales más usados son la espuma de poliuretano, fibras de celulosa, paneles de lana mineral, perlita expandida o vidrio celular, entre otros. Además, también existen otras posibilidades más naturales y respetuosas con el medio ambiente, como la paja o la lana de oveja.

     

    ¿Cuánto se puede ahorrar con un óptimo aislamiento térmico en casa?

    Es lógico que, antes de decidir si llevar a cabo el aislamiento término de tu hogar, te preguntes cuánto ahorro exactamente te puede suponer. En este aspecto no existen unas cifras concretas que te podamos dar. Cada hogar es diferente, como así su gasto energético, por lo que cada uno de ellos ofrecerá unas posibilidades diferentes. Lo que sí te podemos asegurar es que, en mayor o menor medida, sí que vas a notar una reducción considerable en tu factura de la luz.

    De acuerdo con la Fundación de la Energía, el ahorro energético gracias al aislamiento térmico puede variar entre:

    • Aislamiento térmico en fachadas con cámara de aire sin inyección: entre un 31 y 62% de ahorro de energía.
    • Aislamiento térmico en fachadas con inyección en cámara de aire: entre un 42% y un 80% de ahorro energético.

    Es decir, al final, puedes llegar a ahorrar entre un 31 y un 80%. Sin duda, en cualquier caso, te merece la pena realizarlo.

     

    ¿Cómo mejorar el aislamiento térmico de tu casa?

    Como mencionábamos al principio, existen tres formas principales de mejorar el aislamiento térmico de tu hogar: interior, exterior o mediante el relleno de las cámaras de aire.

     

    Aislamiento interior

    Como su propio nombre indica se realiza en el interior de la vivienda. Se suelen colocar materiales aislantes en las paredes del piso o de la casa. Su principal ventaja es que no se modifica la fachada exterior, y que además es muy económico y no requiere de obras. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que te reducirá el espacio útil de tus habitaciones, y su resultado es poco menos eficaz que en el resto de tipo de aislamientos. Un material muy usado es la lana de roca, que además también aísla acústicamente.

    También en el interior de tu hogar puedes tomar medidas económicas y eficientes de aislamiento de puertas y ventanas. Los burletes, por ejemplo, son una muy buena opción, ya que sellan de manera térmica las diferentes estancias. Otra muy buena opción es instalar ventanas de doble acristalamiento, lo que además reducirá el nivel de humedad que se cuela en tu vivienda, así como el calor que se escapa por las ventanas.

     

    Aislamiento exterior

    En este caso, se dispone el material aislante en el exterior de la fachada. Su colocación es más complicada, ya que hay que fijar los materiales a la pared exterior, y suele ser un proceso en el que es necesario invertir algo más de dinero. También tienes que tener en cuenta que modifica el aspecto del edificio, por lo que en algunos casos no se puede instalar por normativas urbanísticas.

    Sin embargo, también es más efectivo que el aislamiento interior, ya que se eliminan los llamados puentes térmicos al protegerse toda la fachada de igual forma. Las técnicas que más se suelen usar son SATE, poliuretano proyectado y la fachada ventilada. Además, su instalación no interferirá en ningún momento con el interior de tu vivienda.

     

    Relleno de cámaras de aire

    El relleno de cámaras de aire es un tipo de aislamiento término que no es ni interior ni exterior, ya que se trata de rellenar la cámara de aire que tienen algunos edificios entre sus muros. Se suele inyectar algún tipo de material aislante, como puede ser la celulosa proyectada. Para ello se necesita realizar agujeros en el interior o en el exterior de la fachada para introducir el material.

    Entre sus ventajas, encontramos que no se modifica ni el interior ni el exterior de la vivienda, por lo que no cambia el aspecto externo de tu hogar ni te quitará espacio. De igual modo, también suele ser un proceso económico, y se eliminan las posibles infiltraciones de aire que pueda haber.

     

    ¿Cuál es el aislamiento térmico más barato?

    Si hablamos de aislamiento térmico barato, eficiente y óptimo, la mejor opción en relación calidad, precio y resultados es el relleno de cámaras de aire mediante la fibra de celulosa. Si bien es un proceso que tiene que realizar personal experto y autorizado, su instalación no es costosa, es cómoda, rápida y casi sin obras. Unido a esto, la fibra de celulosa es un material muy ecológico y barato, y para el que se precisa poca energía para su fabricación.

     

    Beneficios de un buen aislamiento térmico en tu hogar

    A parte del ya mencionado ahorro económico que supone el aislamiento térmico de las paredes de tu hogar, así como de puertas y ventanas, hay otro tipo de ventajas del aislamiento térmico:

    • Confort: sin duda, un buen aislamiento aumenta el confort de tu hogar.
    • Disminución de la contaminación: las emisiones de CO2 de tu vivienda serán menores, pues también harás un menor uso de energía al optimizarse el uso de la calefacción.
    • Menor probabilidad de sufrir enfermedades: como el calor que se fuga de tu hogar es menor, también disminuyen las probabilidades de proliferación de bacterias por los cambios de estación y de temperatura.
    • Ahorro económico: como ya hemos visto, aislar térmicamente tu hogar puede llegar a suponerte hasta un 80% de ahorro.

    Si quieres ahorrar más aun, en TotalEnergies te ofrecemos las mejores tarifas de luz y gas, para que te preocupes todavía menos de tu factura energética. Llama gratis al 900 907 000 o visita nuestra página web. ¡Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte!

     

    Volver atrás

    Comparte tu factura y descubre nuestra ofertas

    Calcula tu ahorro