Pasar al contenido principal

La movilidad eléctrica en España: el futuro ya está aquí

Vie, 24/09/2021 - 11:14 - B2B News

La movilidad eléctrica en España: el futuro ya está aquí

movilidad electrica total energies

Sin pausa, pero sin prisa. Lento, pero firme. Así podríamos definir, en términos generales, la llegada y evolución de la movilidad eléctrica en España. En la actualidad existen aproximadamente 4.800 puntos públicos de recarga en nuestro país. Los expertos estiman que esta cifra crecerá hasta los 90.000 en cinco años y hasta los 100.000 en los próximos diez.

Sin embargo, hay una pregunta que a todos nos ronda la cabeza: ¿está nuestro país realmente preparado para asumir la llegada de la movilidad eléctrica? A pesar de que la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos en España apenas está comenzando a despegar, la movilidad eléctrica se está abriendo paso en el sector de la automoción con mayor fuerza cada día.

El sector automovilístico se encuentra en medio de una profunda transformación de los motores de combustión interna -diésel y gasolina- hacia la electromovilidad -vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos no enchufables e hidrógeno-. Esto responde al claro objetivo que se ha marcado la Unión Europea: reducir las emisiones de CO2 por parte de los fabricantes en las próximas décadas.

 

¿Es buen momento para adquirir un coche eléctrico?

Enmarcados en el objetivo cero emisiones para el año 2050, los países de la Unión Europea están inmersos en una carrera por crear estructuras de producción y consumo capaces de reducir los gases de efecto invernadero. En línea precisamente con esta idea, nacen las ayudas estatales para incentivar la compra de vehículos eléctricos. Para cumplir con las fechas y retos que exige Europa, España quiere llegar a los 250.000 coches eléctricos para el año 2023 y a los cinco millones de cara al 2025.

Ayudas para la compra de vehículo eléctrico: Plan Moves

Los incentivos diseñados dentro de este nuevo contexto de ayudas, conocido como Plan Moves, han ido en aumento en los últimos dos años. Mientras el plan del año 2020 estuvo dotado de un presupuesto de 100 millones de euros, el relativo al ejercicio de 2021 ha ascendido a un total de 400 millones a repartir por las distintas comunidades autónomas.

De este modo, el actual plan Moves III y cuyo plazo concluyó hace apenas dos semanas, ofrecía a los compradores la posibilidad de ahorrar entre 5.000 y 7.000 euros a la hora de adquirir un coche eléctrico. Es decir, para optar a un vehículo de 45.000 euros, el consumidor pagaría 38.000 euros si accedía a entregar un coche de más de siete años de antigüedad y 40.000 si no entregaba su antiguo vehículo.

A pesar de que el periodo para solicitar el plan Moves III actualmente esté cerrado, en el año 2022 y cada año hasta el 2025, volverán a salir nuevas convocatorias con sus correspondientes cuantías y condiciones. Para cumplir con los objetivos europeos, España tiene que convertir su parque automovilístico de combustión interna en uno formado por vehículos cero emisiones.

En 2025, nuestro país deberá tener en circulación al menos cinco millones de vehículos de este tipo y más de 100.000 puntos de recarga de carácter público.

 

¿Cómo se adaptarán las ciudades al vehículo eléctrico?

Si hay algo que hemos de tener claro, es que deberemos cambiar nuestra forma de ver la movilidad para realizar la transición de vehículos de combustión interna a motores eléctricos.

Tanto las grandes ciudades como los municipios más pequeños sufrirán un gran cambio en sus infraestructuras a lo largo de los próximos años para adaptarse a la movilidad del futuro, los vehículos eléctricos.

Pero, ¿cuáles serán las novedades que veremos al respecto? Presta atención porque te damos algunas claves sobre el futuro que nos espera:

  • Estaciones de recarga (electrolineras): estas vendrían a ser las sustitutas naturales de las actuales gasolineras. Estaciones de servicio en las que recargar tu coche eléctrico de una forma similar al actual repostaje, pero sustituyendo el combustible por energía eléctrica.
  • Postas de acceso a la red pública: esta puede ser la iniciativa que cuenta con mayor viabilidad y con más posibilidades de convertirse en realidad. Hablamos de puntos de recarga públicos que estarían conectados a la red eléctrica pública. Los usuarios pueden recargar sus coches eléctricos mediante el pago de la energía que vayan a consumir.
  • Carreteras solares: A pesar de que esta idea ya requiere bastante más inversión en investigación, no es ni mucho menos descabellada. Construir carreteras solares con capacidad para transmitir energía eléctrica a los coches desde el pavimento puede sonar futurista, pero es una idea que está en el horizonte y con la que los expertos podrían sorprendernos en las próximas décadas. ¡Permaneceremos atentos!
  • Innovaciones en la gestión del tráfico: debido a la menor autonomía con la que actualmente cuentan los vehículos eléctricos, sería conveniente realizar investigaciones para potenciar la innovación relacionada con una mejor gestión del tráfico. ¿El objetivo? Conseguir ciclos de batería más extensos y, por lo tanto, un menor consumo de electricidad.

 

¿Cuánto cuesta recargar un vehículo eléctrico en España?

Sin duda, una de las grandes preguntas que surgen a la hora de hablar de movilidad eléctrica es cuánto cuesta recargar un vehículo eléctrico hoy en día. En principio, la respuesta debería ser sencilla de resolver ya que todos los vehículos eléctricos, al igual que los de combustión interna, siempre especifican el consumo en kWh por cada 100 kilómetros.

Por ello, dependiendo de la tarifa que prefieras contratar, sea privada o pública, y teniendo en cuenta ese consumo, podrás calcular lo que cuesta recargar tu batería.

 

¿Cuánto cuesta recargar un vehículo eléctrico para 100 km?

Supongamos que queremos saber el coste de recargar la batería para realizar 100 km de un modelo medio: ¿cuánto dinero nos costaría?

Existen dos aspectos principales a tener en cuenta para calcularlo: el consumo energético del vehículo y la tarifa horaria de recarga (llano, valle o supervalle). A partir de estas dos variables, calcular el coste de 100 km para un vehículo eléctrico resulta una tarea sencilla.

La media de consumo de los diferentes coches eléctricos oscila actualmente entre los 10 kWh y los 25 kWh, por lo tanto, la recarga para 100 km, según el tipo de tarifa, podría oscilar entre menos de uno y dos euros.

No obstante, si el consumo del vehículo es muy alto, esa cantidad podría incluso llegar a los 3 euros. Es conveniente recordar que hoy en día el coste de combustible de un vehículo diésel es de alrededor de 5 euros a los 100 km. Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha puesto en marcha la página web Eurosx100km. En ella podemos consultar cuánto cuesta recorrer 100 km con cualquier coche eléctrico.

 

Descubre los lugares donde recargar tu coche eléctrico

Al igual que cualquier dispositivo electrónico, los vehículos con motor eléctrico necesitan recargarse para conseguir una autonomía que nos permita circular con ellos. A continuación, te mostramos las diferencias entre los puntos básicos de recarga disponibles para tu coche eléctrico:
Puntos de recarga privados: Hablamos de puntos de recarga particulares para referirnos a la recarga vinculada. Es decir, aquella que tiene lugar en el entorno privado y que nos permite instalar un wallabox con conector para recargar el coche siempre que lo necesitemos.

Así, en función de si resides en una casa unifamiliar o en un bloque de viviendas, las opciones y características para instalar un punto de recarga privado serán unas u otras. En el caso de una vivienda unifamiliar con garaje propio, para determinar cuál sería el cargador idóneo, en primer lugar, es necesario conocer cuántos metros separan el garaje del cuadro de contadores. También es interesante saber cuántas paredes y pisos hay entre el lugar dónde se encuentra el coche y el cuadro eléctrico.

Una vez introducidos estos sencillos datos y en función de si somos ya clientes o no, el simulador web nos dirá qué tipo de cargador se adapta mejor a nuestras necesidades y contexto doméstico.

Si, por el contrario, nuestra vivienda se encuentra dentro de un bloque comunitario, debemos tomar como referencia los metros que hay desde la plaza de garaje subterránea hasta el cuadro de contadores ubicado en el portal. Igualmente, también es necesario contar cuántos pisos y paredes separan el lugar donde se instalará el cargador respecto al cuadro eléctrico.

Al igual que en el caso relativo a la vivienda unifamiliar, tras introducir esta información, el simulador web nos dirá qué tipo de cargador y qué modelo es el más recomendable según nuestro perfil.

Puntos de recarga a pie de calle: Existen diferentes opciones para cargar la batería de un vehículo eléctrico a pie de calle. Este tipo de espacios son conocidos como recarga de oportunidad. Son accesibles para cualquier persona, pero no están pensados para recargar la batería al 100%. Tienen como objetivo dotar de un servicio a todos los usuarios y, por lo tanto, su uso está limitado a un número de horas por vehículo.

Dentro de los puntos de carga a pie de calle, nos encontramos varias alternativas, cada una de ellas enfocada a dar respuesta a una demanda concreta.

  • Electrolineras: Como mencionamos anteriormente, vendrían a ser las sustitutas naturales de las gasolineras. Ofrecen la carga más rápida (aproximadamente 50 kW de potencia en corriente continua).
  • Establecimientos comerciales: Los puntos de recarga situados en los hipermercados o los centros comerciales están destinados a satisfacer las necesidades de los clientes que acuden a realizar sus compras en coche eléctrico. Precisamente por esta razón, su tiempo de uso ha de ser medido. No es el lugar para recargar la batería por completo, sino donde conectar el vehículo si nos quedamos puntualmente sin carga o necesitamos volver a casa más holgados.
  • Puntos de recarga en la vía pública: Estos puntos se encuentran repartidos por las calles, los aparcamientos y otros espacios ubicados en el espacio público de las ciudades. Aunque actualmente no se ven demasiados, conforme vaya aumentando la flota de vehículos eléctricos en las carreteras, se incrementará también la oferta pública de puntos de recarga. Se estima que para 2025 habrá más de 100.000.
Volver atrás

Comparte tu factura y descubre nuestra ofertas

Calcula tu ahorro