Pasar al contenido principal

¿Cuál es el consumo de gas en una comunidad de vecinos?

- B2B News

¿Cuál es el consumo de gas en una comunidad de vecinos?

consumo de gas en una comunidad de vecinos

El consumo de gas en una comunidad de propietarios supone una parte muy importante del gasto anual, el cual dependerá de aspectos determinantes como el tamaño del edificio, la degradación de las instalaciones, el sistema de calefacción  y la carencia de energías renovables.

Para aquellas comunidades que cuentan con calefacción central, el mayor consumo de gas se concentra en el propio sistema de calefacción, la cual supone el 40% del gasto energético de una comunidad de propietarios.

Por ello, actualmente, muchas son las comunidades con calefacción central que llevan años adaptando sus sistemas para aumentar la eficiencia energética, reducir el consumo de gas y ahorrar en la factura energética:  

  • Horarios limitados: al disminuir las horas de uso de gas se reduce el consumo energético y, por tanto, supondrá un ahorro importante en la factura de la luz.
  • Eficiencia energética: es muy recomendable mejorar la eficiencia energética del edificio para reducir el consumo de gas en la comunidad de propietarios. En este sentido, resulta crucial revisar y mejorar el aislamiento de ventanas, puertas y paredes o instalar paneles solares.
  • Contadores individuales: para que cada miembro de la comunidad pague lo que realmente consume.  

 

Factores que influyen en el consumo de gas de una comunidad

Desde el punto de vista del consumo energético, es  importante tener en cuenta los factores que pueden determinar el consumo de gas de una comunidad:

  • Tipo de clima: es primordial que tengamos en cuenta el efecto que tiene sobre un edificio el clima de la zona donde está construido, ya que va a influir directamente en la demanda de calefacción de la propia comunidad. En este sentido, a menor temperatura exterior, mayor será el consumo de gas debido a la calefacción.
  • Tamaño de la comunidad: las dimensiones del complejo y la existencia o no de zonas comunes van a determinar el consumo energético de una comunidad, ya que cuanto mayor sea su tamaño, el gasto de gas también irá en aumento.
  • Aislamiento del edificio: los cerramientos de un edificio son las zonas por donde el calor interior se puede escapar. De ahí que, por ejemplo, se recomiende mantener siempre que sea posible las puertas o accesos cerrados al exterior y revisar regularmente el aislamiento del edificio. Estas pérdidas de calor suponen un derroche innecesrio en el consumo de gas y un aumento en la factura de gas de la propiedad.
  • La temperatura de la calefacción: los grados del termostato van a ser decisivos en el consumo de gas, ya que a más temperatura, mayor será el consumo de la comunidad. Por ello, lo recomendable es mantener una temperarura confortable pero moderada y hacer un uso racional de la calefacción.

 

Consejos para reducir el consumo de gas en la comunidad de vecinos

Existen una serie de consejos que resultan muy ventajosos para reducir el consumo de gas en una comunidad de propietarios, tales como:

  1. Realizar una auditoría energética: mediante este análisis exhaustivo del consumo de gas de un edificio, se puede identificar las áreas de mejora y aplicar las soluciones que permita optimizar el uso de la energía de una comunidad de vecinos.
  2. Reducir la temperatura y las horas en las que la calefacción central está encendida para poder reducir el consumo energético de la comunidad de propietarios.
  3. Mejorar el aislamiento térmico de todo el edificio y de las viviendas: por ejemplo, instalando puertas y ventanas nuevas si las que tiene la propiedad son antiguas y no cierran de manera hermética. El óptimo aislamiento del edificio supone una reducción de hasta el 40% del consumo energético.
  4. Sustituir la caldera por una más eficiente: es clave revisar el funcionamiento de la caldera y comprobar su eficiencia energética. Hoy por hoy, son muchos los edificios que cuentan con equipos muy antiguos que deberían ser sustituidos. Para ello, existen muchas opciones para la calefacción de las comunidades de propietarios. Por ejemplo, las calderas de condensación a gas han resultado ser las más eficientes, ya que son menos contaminantes y permiten un ahorro del 30%.
  5. Realizar un mantenimiento regular del sistema: es importante contar con un servicio de mantenimiento preventivo de calderas que identifique posibles fallos o averías antes de llegar a problemas más graves y costosos. Estas revisiones regulares resultan fundamentales para aumentar la eficiencia de la caldera, alargar su vida útil y contribuir a reducir su consumo energético.
  6. Contratar una buena tarifa: es importante que la comunidad de propietarios contrate una tarifa de gas que ofrezca la mayor rentabilidad.  

 

¿Sabías que TotalEnergies ofrece la mejor tarifa de gas? Entra en nuestra web y descubre nuestra Tarifa Clásica de gas con el mejor precio fijo para las contrataciones online. Son muchas las ventajas que ofrece:

  • Precio estable todo el año.
  • El mejor precio de todas nuestras tarifas de gas.
  • Conoce sin dificultad tus facturas.
  • Solo para contratación online. 

 

Volver atrás

Phone big

Llámanos

900 926 676

Lunes a viernes: 7 a 22 horas

Sábado: 7 a 17 horas

Nuestras tarifas

Contratar en línea