Pasar al contenido principal

¿Cómo elegir un generador eléctrico para tu negocio?

- B2B News

¿Cómo elegir un generador eléctrico para tu negocio?

generadores eléctricos empresas

Si diriges un negocio, ya sea un conjunto de oficinas, un local, una fábrica o una industria, es importante que cuentes con la seguridad y el respaldo de un generador eléctrico. Sin embargo, elegirlo no siempre es fácil, ya que entran en juego muchos factores. Hoy nos proponemos resolverte todas tus dudas, así que, ¡saca papel y boli!

 

¿Qué es un generador eléctrico?

Un generador eléctrico es un dispositivo que transforma la energía mecánica de un motor en energía eléctrica. Son usados principalmente como un respaldo ante cortes o insuficiencias de energía, o para poder contar con suministro eléctricos en zonas donde no llega la red general. Además, existen tanto portátiles como industriales.

Beneficios de un generador eléctrico para empresas

Estos últimos pueden beneficiar en varios aspectos a las empresas e industrias. Hay que tener en cuenta que una interrupción energética podría comprometer considerablemente la actividad del negocio, ocasionando pérdidas materiales y económicas e incluso poniendo en riesgo la vida de los trabajadores. De esta forma, estos dispositivos aportan:

 

  • Seguridad: como ya comentamos, al evitar cortes de luz evita que dejen de funcionar las instalaciones, tales como la maquinaria o los ascensores, las cámaras y las alarmas, por ejemplo. Esto aumenta considerablemente la seguridad. 
  • Protección económica: al no haber interrupciones eléctricas, no se detiene la cadena de trabajo.
  • Protección de materia prima: en el caso de aquellos negocios que trabajen con frigoríficos, por ejemplo, evita que los alimentos o los medicamentos se echen a perder al detener la cadena de frío. 
  • Eficiencia: al no haber riesgo de sufrir interrupciones eléctricas, la eficiencia de la cadena de trabajo no se ve afectada negativamente.

 

¿Cómo elegir el generador eléctrico adecuado para tu negocio?

Antes de decantarte por un generador eléctrico, hay que contemplar diversos aspectos para dar con el más adecuado para tu empresa o industria:

 

Según la tensión de la corriente 

Aquí puedes elegir entre dos modelos diferentes según las necesidades de tu negocio, local o industria:

  • Monofásico (220 voltios): indicado para inmuebles con un bajo o medio consumo energético. Es decir, que sus demandas eléctricas no sean muy altas. 
  • Trifásico (220 o 380 voltios): para negocios con un gasto energético mayor o cuenten con aparatos con una gran potencia. De igual modo, si necesitas transportar energía a largas distancia, lo mejor es que te decantes por un generador trifásico. 

 

Según la calidad de la energía 

De acuerdo a la calidad de la energía, los generadores se dividen en: 

  • Generadores AVR: tienen un regulador automático de tensión mediante el cual regulan el uso de aparatos electrónicos. El voltaje, por su parte, se regula gracias a un condensador. Se consigue con esto una estabilización de corriente con cambios de menos del 2%.
  • Generadores Inverter: con una modulación de voltaje más regular. La tensión que logran es muy parecía a la de la red general energética, consiguiendo que el motor trabaje de acuerdo a la demanda. Esto hace que el consumo cuando no se está usando baje considerablemente. 

 

Según el combustible

Esto depende directamente del tamaño de tu negocio y de sus necesidades. Los generadores eléctricos con cargas bajas o medias pueden funcionar mediante gas, gasolina o diésel. Este último es el más económico, mientras que la gasolina es adecuada para periodos de tiempo de entre 4 y 6 horas. Los de gas, por su parte, no emiten ningún tipo de ruido. 

 

Según la potencia

La potencia ideal de un generador depende de las necesidades de cada negocio. En general, puedes encontrarlos de 2.500 W, 3.000 W, 4.500 W, 6.000 W y 10.000 W. Si quieres calcular cual es la perfecta para ti, puedes sumar la potencia de los receptores que vas a conectar simultáneamente al generador. 

 

Según el nivel de ruido 

Aquí puedes elegir de entre 2 o 4 tiempos. A dos tiempos son más económicos, ya que consumen menos combustible. Por el contrario, el ruido que emiten es mucho mayor. Por otro lado, los de cuatro tiempos son más silenciosos y su vida útil es mayor, pero su precio es más elevado.

 

Según el arranque 

El arranque de los generadores puede ser:

  • Manual: suele ser el presente en los de menos potencia, ya que también es el más económico de todos. A pesar de esto, es el más complicado.
  • Automático: los generadores con este arranque también son denominados como generadores de reserva. Trabajan de manera automática. Es decir, si el sistema detecta una interrupción energética, un circuito pone en marcha el generador y transfiere la electricidad a este. 
  • A distancia: como su propio nombre indica, pueden ponerse en marcha a distancia o de manera remota. Destacan por la comodidad que suponen respecto a los manuales. 

 

Según las necesidades específicas del negocio 

Tampoco puedes perder de vista las necesidades concretas de tu negocio. Por ejemplo, el tipo de autonomía que necesitas, el espacio que tienes para colocarlo, las dimensiones que te puedes permitir, el peso… una vez que tengas esto claro, toca buscar el modelo que se adecúe a ello en relación con las características ya descritas.

 

Potencia nominal del grupo, ¡ten en cuenta cuántos aparatos conectas! 

La potencia nominal es aquella que hace referencia a la potencia máxima que demanda un aparato o grupo de aparatos funcionando al mismo tiempo y conectados, en este caso, a un generador. Por este motivo, es importante que tengas presente la cantidad de maquinaria que vas a conectar a la vez. De igual modo, debes tener en cuenta los tipos de aparatos:

  • Equipos de resistencia: o los que consumen potencia activa, como por ejemplo las lámparas o la calefacción. En este caso, la potencia de arranque es la misma que su potencia nominal. 
  • Equipos de inducción: los aparatos que funcionan gracias a un motor eléctrico, como los taladros o los compresores. Para poder funcionar, necesitan una potencia del doble o cuádruple que su potencia de tipo nominal. En el caso de que tus equipos sean de este tipo, tendrás que multiplicar su potencia por su coeficiente de arranque para determinar el generador ideal para tu negocio.  

 

Maquinaría con un consumo elevado al arrancar 

Como te comentamos, hay una serie de aparatos y maquinarias que para arrancar pueden llegar a demandar el doble de energía nominal que tiene, incluso el cuádruple o el séxtuple. Por ejemplo, las sierras circulares, los sistemas de aire acondicionado, los taladros, los compresores o las bombas eléctricas, entre otros. Es muy importante que si cuentas con este tipo de máquinas lo tengas en cuenta, ya que debes multiplicar su potencia por su coeficiente de arranque, para posteriormente sumarlo todo.

 

Ejemplo práctico para un restaurante 

Imagina que tienes un restaurante y que te necesitas instalar un generador, pero no sabes cuál sería el más indicado. ¿Cómo puedes determinar esto? Bien, antes de nada, debes de tener en cuenta las características del mismo: ¿es grande o pequeño? ¿Tienes muchos electrodomésticos? ¿Sistema de climatización?


En este caso, pongamos que tu restaurante es de tamaño medio. Al disponer de electrodomésticos, iluminación, calefacción o aire acondicionado y sistema de seguridad, entre otras cosas, lo más normal es que en este caso necesites un generador inverter. Como tampoco trabajas con maquinaria industrial, la mayoría de tus aparatos serán de resistencia y no de inducción, a excepción de, por ejemplo, los frigoríficos. 


Imagina que, una vez sumadas las potencias, con sus respectivos cálculos en cuanto a las potencias de inducción, te da un total de unos 150 kW. En este caso, un generador de un máximo de 160 kW, trifásico y a diésel sería perfecto para ti.


Mantenimiento de los generadores eléctricos

Es muy importante que no pierdas de vista el mantenimiento preventivo de tu generador eléctrico, ya que solo de esta forma evitarás problemas futuros y alargarás su vida útil. Además, también te asegurarás que en caso de cortes energéticos tu negocio no sufra ningún inconveniente. Un correcto mantenimiento preventivo de un generador eléctrico pasaría por:

  • Limpieza externa e interna.
  • Chequeo de ventilación y de calentamiento del sistema. 
  • Chequeo de ruidos extraños o vibraciones.
  • Comprobación de carga con un sistema de medida. 
  • Estados de las escobillas
  • Estado del equilibro de los rotores.
  • Chequeo de la lubricación.
  • Comprobación del aislamiento y de la puesta a tierra.
  • Chequeo de las conexiones y de la superficie del colector. 

De todas formas, te recomendamos que para un correcto mantenimiento periódico contrates a un técnico especializado. Solamente así tendrás por seguro que todo marcha adecuadamente. 
Desde TotalEnergies te ofrecemos la mejor tarifa energética para tu empresa, adaptada al 100% a sus necesidades y a las tuyas. No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo experto si quieres más información. ¡Te esperamos! 
 

Volver atrás

Phone big

Llámanos

900 926 676

Lunes a viernes: 7 a 22 horas

Sábado: 7 a 17 horas

Nuestras tarifas

Contratar en línea